Crucero por las Islas Griegas

La mayoría de los cruceros por las islas griegas tocan casi siempre, esta serie de puertos: Pireo, Atenas, Santorini, Mykonos, Rodas, Corfú, Katakolon, Olimpia.

Pero además, dado que la navegación se hace por el mar adriático y el mar egeo, hasta llegar a la zona, dado que la mayoría salen desde Venecia (Italia), tocan otra serie de puertos, tanto a la ida como a la vuelta, pertenecientes a otros países

De esta forma, los itinerarios mezclan parte de las islas griegas ya mencionadas, con otros puertos como Bari o Ancona (Italia),  Heraklion (Creta), Dubrovnik o Split (Croacia), Estambul, Esmirna, Kusadasi, Izmir (Estambul) e incluso Alejandría (Egipto).

De todos los puertos que he mencionado personalmente conozco 6, de mi último crucero que hice con el NCL Gem. Del barco en si, no quiero hablar en este post, ya que no es el propósito de este, pero no puedo dejar de apostillar que si bien el viaje, es decir los puertos merecen la pena y la mayoría son una pasada, no puedo decir lo mismo de este crucero y me refiero tanto a la compañía naviera como al barco en si. Pero como dije antes, esto será motivo de otros post.

El crucero que concretamente hemos hecho ha sido el que hace las siguientes escalas: Venecia, Split, Corfú, Santorini, Mykonis.

Venecia, aunque no nos hizo muy bueno, ya que los dos días estuvo lloviendo, me encantó y espero en un futuro poder volver para disfrutar con mas tranquilidad de sus calles, sus canales, su monumentos, y su gente.

Split es una ciudad situada al sur de Croacia, puerto marítimo de la costa dálmata, en el mar Adriático, La ciudad creció alrededor de la casa de descanso del emperador romano Diocleciano, quien nació cerca de allí en el año 245 d. C, y su visita es obligatoria. Otras cosas que ver allí, en una sola jornada, puede ser,  pasear por su puerto, por las callejuelas de su casco antiguo, por su mercado de frutas, verduras y flores, y realizar una visita panorámica.

Corfú es, como bien dice allí, la isla maravillosa y es que por algo la mismísima emperatriz de Austriahungria, conocida como Sisi emperatriz, escogió esta isla como su lugar de retiro, tras pasar allí un largo periodo de convalecencia. Pasear por el Palió Frúrio (‘fortaleza vieja’), por el casco antiguo desde el Neo Frúrio (‘fortaleza nueva’) y visitar el palacio es un placer para los sentidos.

Santorini, es un pequeño archipiélago circular formado por islas volcánicas localizado en el sur del Mar Egeo, y posiblemente la más famosa de todas. Reputación que se ha ganado a pulso ya que no decepciona absolutamente nada.
La llegada en crucero hace que tengas que subir hasta el pueblo por la enorme escalera, lo cual te puede llevar una media hora si lo haces a pié, pero también puedes alquilar una burrito, símbolo de la zona, o esperar el Teleférico.
Una vez arriba lo mejor es hacer un recorrido circular para ver sus calles, sus tiendas, y sobre todo sus vistas.
Obligada es la parada en una de sus terrazas, mejor al atardecer para poder ver la puesta de sol, mientras se degusta una mousaka y un vino dulce de la zona. Buenísimo!

Mikonos, al igual que Santorini, destaca por su casas blancas con tejados azules que resplandecen al sol. Es una isla muy pequeña solo tiene 86 Km2, por lo que es genial alquilar una moto para recorrerla ( hay muchas tiendas para ello). Eso si, tiene más de 400 iglesias, pero son tipo santuario, y muy pequeñitas. Pasear por sus calles es un auténtico lujo, lleno de tiendas y cafés, donde podéis degustar un expreso típico, realmente bueno aunque bastante azucarado. Subir hasta sus molinos y ver las casas colgantes, es un espectáculo que no te puedes perder, y si tienes suerte, te puedes cruzar con un pelícano que pasean tranquilamente por sus calles y hasta entran en las tiendas, cafés y restaurantes.

 

Tags: