Cruceros fluviales: Egipto por el Nilo

Un crucero en un pequeño barco de a penas 100 o 200 personas de capacidad tiene un encanto que, a pesar de su reducido tamaño, nunca podrán igualar cruceros de grandes dimensiones como los que habitualmente surcan mares más grandes.

El primer crucero que hicimos mi mujer y yo (por entonces aún eramos novios) fué precisamente un crucero de este tipo por el Nilo, en Egipto. Son cruceros francamente pequeños en los que acabas conociendo a prácticamente todo el pasaje. Un autobús casi llega a completar la capacidad de la nave, pero no es nada negativo, muy al contrario. 

Un pequeño crucero fluvial te mantiene más en contacto con el país que estás visitando, permitiendote observar la vida prácticamente como transcurre un dia normal. Un gran crucero está repleto de comodidades y cientos de actividades, pero si lo que quieres es conocer un país, un crucero fluvial no te aisla entre sus lujosos camarotes y desde casi cualquier punto del barco tienes una gran ventana al exterior que te muestra la vida en directo.

Seguramente os habeis planteado recorrer Italia o Francia en incómodos autobuses para ver tanto como se pueda del país anfitrión. Ahora bien, ¿sabíais que podeis hacer una ruta muy similar pero en un cómodo crucero con todas sus comodidades?. Inconvenientes? Ninguno, si creeis que os podeis marear, un rio a penas tiene olas y no sufre mareas con lo que la posibilidad de mareo es incluso inferior a la de un autobús.

Se trata en definitiva de una forma fracamente grata de desplazarnos. Cenar viendo como surcas lentamente las aguas se convierte en una relajante forma de pasar una velada de auténtico lujo. Recostarte tomando una copa en la cubierta, observando los lugares que lentamente atraviesas es una experiencia que todos deberíamos vivir alguna vez.

Posiblemente nuestro siguiente crucero, después de embarcarnos este próximo septiembre en el Voyager of the Seas sea un crucero fluvial, posiblemente por el norte de Europa o Rusia. Os podeis imaginar que no echamos nada de menos en estos cruceros o que simplemente no tienes tiempo de echar nada en falta.

Tags: