Viajar en solitario en crucero, una práctica cada vez más de moda

Imagen de una cabina del NCL Breakaway

 

Es curioso que habiendo aproximadamente unos 35 millones de turistas que viajan en solitario, únicamente un 5% de ellos lo hacen tomando un crucero. Es cierto que la mayoría de pasajeros de crucero viaja en pareja o en familia, pero también es cierto que las compañías están haciendo esfuerzos para intentar incentivar los viajes en solitario en crucero. 

Cuando hablamos de viajar en solitario en un crucero no nos referimos a hacerlo en uno de esos típicos cruceros singles que se realizan una o dos veces por año, sino a viajar solo en un crucero convencional. 

Talvez el gran inconveniente que existía hasta la fecha para viajar de forma independiente estaba en el hecho de tener que reservar una cabina doble. La mayor parte de las cabinas de un crucero son dobles, por lo que viajar de forma independiente obligaba a hacer un gasto mayor. En la actualidad ya existen embarcaciones que cuentan con cabinas individuales, de tal modo que hacen que el costo del viaje no sea tan grande. Por ejemplo, el Norwegian Epic ofrece cabinas individuales, algo más pequeñas que las dobles pero que disponen de todo el equipamiento necesario para sentirse totalmente cómodo. Aunque las cabinas son individuales disponen de una cama tamaño doble, asegurando así el máximo confort al pasajero. 

Compañías como la premium Holland America son conocidas por ofrecer una atención personalizada a clientes en solitario, mientras que viajar en compañías de lujo como Seabourn Cruises, en donde las embarcaciones son más pequeñas, hacen que sea mucho más fácil y rápido sentirse parte del grupo. 

En cuanto a los espacios comunes como restaurantes, no hay que temer por el hecho de viajar en solitario. Aunque pueda pensarse que en los restaurantes únicamente nos vamos a encontrar con mesas grandes como mínimo para cuatro o dos personas, existen también barras individuales para quien decide comer independiente y de forma solitaria.

Proyectos como el nuevo NCL Breakaway, que será inaugurado en la próxima primavera de 2013 y que ofrecerá hasta 59 camarotes individuales, no hacen más que cambiar la tendencia de pensar que los cruceros no están hechos para los viajeros solitarios.