Clase Olympic

Continuamos hablando sobre los cruceros más emblemáticos de la historia. Si hace poco hablábamos sobre el mítico Titanic y el Olympic, ahora le toca el turno al Britannic el tercer barco de la clase Olympic, perteneciente a la compañía White Star Line.

El Britannic tuvo la misma suerte que el Titanic, acabó hundiéndose aunque con un final menos trágico que el Titanic.

Se empezó a construir justo un poco antes de que el mítico Titanic zarpara por primera y única vez los mares. Se trataba de un barco de grandes dimensiones, tenía unos 275 metros de eslora por casi 30 metros de manga. Su capacidad era enorme podía albergar a más de 2500 pasajeros, aunque nunca se utilizó como transporte de pasajeros sino como un buque para transportar militares y luego como buque hospital. 

Al igual que el Titanic y el Olympic también disponía de 4 chimeneas, aunque la velocidad era un tanto inferior al Titanic ya que podía alcanzar como máximo los 21 nudos.

Si en un principio se había hablado de la posibilidad de que la embarcación se llamará Gigantic, finalmente y tras el hundimiento del Titanic el barco pasó a llamarse Britannic. El hundimiento del mítico Titanic provocó también que se realizarán varios cambios en esta nueva embarcación, el más significativo fue el aumento considerable de botes salvavidas.

Finalmente el 26 de Febrero de 1914 el barco se ponía en funcionamiento y por primera vez era botado al mar. Esta embarcación fue utilizada durante la Primera Guerra Mundial como un buque Hospital, pero únicamente tuvo dos años de vida ya que en 1916 mientras se dirigía por el archipiélago griego una posible explosión interna en el barco provocó que este se hundiera en menos de una hora. Afortunadamente, aunque en el crucero viajaban más de mil personas sólo perdieron la vida 29 personas. Y es que, ya estaban los antecedentes del Titanic como para no caer en otro error de tales dimensiones.

El Olympic fue la primera embarcación de la clase Olympic. Thomas Andrews fue el encargado de diseñar este esplendoroso crucero.

Este crucero estuvo surcando los mares durante veinte cuatro años, desde el 1911 hasta el 1935. Tanto el Olympic, como el Britanic y el famoso Titanic pertenecían a la clase olympic.

El Olympic empezó a funcionar cuando el Titanic todavía estaba en fase de construcción, de hecho el Titanic iba a ser un barco muy similar al Olympic pero en una versión mejorada.

Hasta la finalización de la construcción del Titanic, el Olympic ostentaba el orgullo de ser el crucero más grande de todo el mundo. Casualmente el primer capitán del Barco fue Edward John Smith, el capitán que un año más tarde moriría en el trágico viaje del Titanic.

Al iniciarse la Primera Guerra Mundial el Olympic sirvió como flota para transportar a los militares con lo que fue incluido en la Royal Navy. Realizó alguna campaña de rescate de militares e incluso hundió una embarcación enemiga. Al finalizar la Primera Gran Guerra el crucero volvió a realizar su línea regular.

Finalmente en la primavera de 1935, tras veinticuatro años navegando por los mares, el crucero Olympic realizaba su último viaje.

Luego, más tarde, parte del crucero fue subastado a diferentes entidades, hoy en día por ejemplo el Hotel White Swan de Inglaterra conserva en su interior la escalinata del crucero. La compañía Celebrity Cruise Line compró también algunos componentes del interior del barco que en la actualidad dispone su crucero Millennium.

No es el crucero más grande, ni el más lujoso ni el más antiguo, pero el Titanic es sin lugar a dudas el crucero más emblemático de la historia.

Esta gran embarcación se empezó a construir hacía la primavera de 1909 y un año y un mes más tarde se acabaría de construir, en aquel tiempo la embarcación competía por ser el barco más grande del mundo, había otros barcos como el Olympic o el Britannic de grandes dimensiones, pero al finalizar el Titanic esté se convirtió en el de mayor tamaño.

El barco tenía una longitud de 269 metros de eslora y casi unos 30 metros de manga, en total más de cuarenta y seis mil toneladas de peso que conseguía desplazarse a una velocidad de poco más de 20 nudos.

Los interiores resultan francamente espectaculares, disponía de un total de 28 salones-suites para los pasajeros más adinerados que incluso podían elegir el estilo arquitectónico de sus suites.

El precio del pasaje oscilaba entre las más de 800 libras para los pasajeros que viajaban en suites hasta las poco más de dos libras esterlinas que viajaban en tercera clase. El barco tenía una capacidad para más de 2200 pasajeros sumando los 900 que pertenecían a la tripulación del barco.

Con tal inversión realizada un 10 de Abril de 1912 el Titanic zarparía por primera y última vez los mares del océano Atlántico. El itinerario escogido fue Southampton – Cherburgo-Queenstown-Nueva York, de sobra es conocido que el barco nunca llegó hasta la costa de los Estados Unidos ya que en la mañana, aproximadamente a las once y media, del 14 de Abril el gran Titanic chocó contra un enorme iceberg en la parte estribor de la embarcación.

El capitán del barco E.J.Smith, que curiosamente realizaba su último viaje como capitán antes de jubilarse quedó muy alarmado ante ese choque, era evidente que un golpe a veinte nudos por hora contra un iceberg de ese tamaño podía desmoronar la construcción naval más grande construida en aquellos tiempos.

Aunque el Titanic disponía de hasta veinte botes salvavidas que hubiesen permitido salvar a casi 1200 personas, estos sólo lo utilizaron 700 personas, la gran mayoría de los botes estaba conformado por niños y mujeres, las 1500 personas restantes no pudieron acceder a los botes, muchos de ellos se decidieron a lanzarse por la borda, mientras que otros quisieron permanecer en el Titanic, mientras este se iba hundiendo rápidamente.

  1. En poco menos de tres horas desde que se produjo el fatal choque, el Titanic se hundía por completo llevándose consigo a más de 1500 personas, un viaje único con un final de lo más trágico.