En el crucero Seabourn Odyssey llegando a Mallorca