Excursión a Casablanca

Imagen del minarete y la mezquita de Casablanca

La ciudad marroquí de Casablanca, inmortalizada por la película de Ingrid Bergman y Humphrey Bogart, no es la capital de Marruecos pero si es una de sus ciudades más visitadas del país africano.

Esta ciudad fue fundada por los portugueses allá por el año 1575, en la actualidad esta ciudad es una de las metrópolis más activas y dinámicas de todo Marruecos, además de una escala importante en el sector cruceros.

La agencia Crucemar Cruceros realiza una excursión por Casablanca por un precio de 50 euros por persona con una duración de cuatro horas y en la que no se incluye el almuerzo.

Tras desembarcar los pasajeros en el puerto de Casablanca, un autobús recogerá a todos aquellos que hayan contratado esta excursión. Primero se realizará una visita a las principales plazas y callejuelas de la ciudad, haciendo un recorrido hasta el famoso mercado Central.

Después de haber visitado el mercado y haber comprado alguna de las frutas o verduras exóticas del lugar se seguirá la excursión hacía el boulevard de La Resistance, de allí se continuará hasta el Palacio Real y luego llegando al Palacio de Justicia, estos dos últimos palacios se podrán contemplar únicamente desde el exterior.

En Casablanca también existe una iglesia de Notre Dame, nada parecida a la de París pero si muy visitada y punto obligado en esta excursión. Después de haber visitado la iglesia el grupo se dirigirá hacía la bonita plaza de Mohamed V, en esta plaza se encuentran importantes edificios que combinan el arte colonial con el arte morisco. Entre ellos están el tribunal constitucional y el consulado de Francia.

El punto álgido de esta excursión llegará al visitar la mezquita de Hassan II, se trata de la mezquita más grande del mundo después de La Meca, una construcción realizada entre 1980 y 1993 con capacidad para veinticinco mil personas. Su minarete de doscientos metros de longitud se ilumina por la noche proyectando una luz hacía La Meca.

La visita a la Mezquita pondrá punto y final a esta excursión de cuatro horas, luego los pasajeros podrán comer en alguno de los restaurantes de la zona o bien regresar a la embarcación y comer el comedor principal.