Opiniones del Adventure of the Seas e impresiones a bordo

Es cierto que cuando te invitan a pasar unos días a bordo de un crucero, incluso aunque sólo sea un único día como fué el caso en el Adventure of the Seas, vas predispuesto a pasarlo bien y a verlo todo de color de rosa.

Sin embargo la verdad es que ya somos "veteranos" con Royal Caribbean, y no os engaño si os digo que es una de nuestras navieras favoritas. Sus cruceros están entre los más bonitos y funcionales, son amplios, la tripulación es amable y en un porcentaje muy alto dominan el español o lo hablan lo suficiente para poder atenderte e incluso gastarte alguna broma.

Así pues estaba casi cantado que llegáramos a Málaga con una sonrisa de oreja a oreja y predispuestos a pasarlo bien con un grupo de amigos como Anahí (@anahidedecker), Carmen (@carmenfa12, una adicta a los puertos, operaciones en ellos, ...) o Josep Piqué (forodecruceros.com) a quien por cierto le debemos que pudiéramos estar en el evento, puesto que por lo visto nuestro email se había traspapelado. Y por supuesto gracias a Isabel Rodríguez, por supuesto, por contar con ViajarenCruceros. Fué un placer la visita que nos hizo y poder charlar con ella el día del embarque.

Sobre el crucero, la verdad es que nos sorprendieron más las novedades que Royal Caribbean está incluyendo en sus programas y cruceros que el barco en si. El Adventure of the seas es gemelo del Voyager of the seas, con lo que estamos hablando de cruceros prácticamente idénticos. Por ejemplo, la primera vez que embarqué, y fuimos hacia los camarotes lo que mas sorprende es la amplitud de los pasillos.

Pero vayamos por partes. Nada más embarcar destaca, por un lado la excelente organización del puerto de Málaga. Será porque llegamos muy pronto o porque Royal Caribbean trabaja como trabaja, pero lo cierto es que junto al embarque en Barcelona, estamos hablando de los más rápidos y amenos que hemos "disfrutado" hasta la fecha.

El crucero evidentemente tiene algo que ver en esto, y es que el Adventure of the seas tiene dos zonas separadas, una para embarque y otra para desembarque, de forma que en ningún momento se forman aglomeraciones, no coinciden en la misma puerta de embarque gente saliendo con gente entrando (lo que hace que se formen embotellamientos, gente esperando, etc...).

Una maravilla el embarque, felicidades al puerto de Malaga y a Royal Caribbean por este aspecto. 

Una vez a bordo, lo primero que probablemente te encuentres, tanto por su tamaño como por su situación, es el Royal Promenade. Se trata de un espacio abierto, en el mismo corazón del crucero, que desde mi punto de vista es uno de los espacios mejor pensados que ningún ingeniero naval ha diseñado para un crucero turístico. Tiendas, bares, restaurantes, cafetería, ... Un gran espacio que hará sentirse como en casa incluso a aquellos que crean que pueden sufrir de claustrofobia.

A modo de broma, hay quien llama al Royal Promenade: Ramblas of the Seas, en homenaje a Barcelona.

En general es un crucero tan grande que siempre descubrimos cosas nuevas a bordo. Por ejemplo, en la parte de popa, justo  detrás de las piscinas se encuentra el Viking Crown, un espacio que tiene forma de "ovni" y que da un aspecto tan característico a los Royal Caribbean (y que permite descubrir que buques como el Sovereign de Pullmantur fueron bautizados por Royal Caribbean). Pues bien, resulta que el Viking Crown y su característica forma está patentando por Royal Caribbean. Curiosidades que aprende uno :-).

Más sorpresas, si viajáis con niños no vais a tener que preocuparos, por un lado porque se aburran, y por otro porque vosotros podáis relajaros o incluso hacer las excursiones. Royal, y esto creo que es nuevo, si has reservado alguna de las excursiones a bordo se encarga de tus peques sin coste alguno. Puedes dejarlos en la guardería y marcharte a las excursiones sin más preocupaciones.

Además, para los niños está especialmente pensado el Adventure Ocean, zona exclusiva para ellos con juegos de Matel, Playskool, ... además de una piscina para niños.

Para mayor tranquilidad, Royal tiene además un sistema de "localizadores" de forma que con una especie de pulserita puedes saber en todo momento donde se encuentran tus enanos.

Pero, lo más importante, si vas sin niños o simplemente quieres alejarte de ellos, toma buena nota, el Solarium Bar es un espacio vetado para ellos :-).

Por último, si quieres un consejo para sorprender a tu pareja, si navegas en un día con poca luna y alejados de la costa te recomiendo que te lleves a tu [email protected] a la zona del helipuerto, en la proa del crucero. Si tienes suerte verás las estrellas más bonitas que recuerdes, casi como en el planetario.