China también se apunta a la moda de los cruceros

 

La compañía de cruceros China Cruises se lanza al mercado de cruceros este mismo mes teniendo ya en propiedad al China Star (el que fuera Radisson Diamond). 

La compañía compró el pasado verano el Radisson Diamond por un precio alrededor de los 45 millones de dólares (40 millones de euros) y luego gastó adicionalmente 20 millones de dólares más en la renovación del buque, incluyéndole entre otras cosas algunos camarotes con balcón.

El Radisson Diamond, o mejor dicho el nuevo China Star, es un barco construido en los astilleros de STX Finlandia teniendo un coste de 250 millones de dólares. Se trata de un barco de tamaño medio, de un peso aproximado de 20.000 toneladas y que dispone de hasta 12 plantas. 

De momento el China Star estará posicionado en el puerto chino de Zhoushan, en la provincia de Zhejiang y realizará escalas en lugares como Kaohsjung, Keelung o Taiwan.

La propia compañía ya ha manifestado que no será el único barco con el que operará en el futuro, pues ya está pensando en comprar dos o tres buques con capacidad para más de 1000 pasajeros en los próximos dos años y de ese modo aumentar el número de barcos de su flota y poder ofrecer una mejor oferta de cruceros.

 

Tags: