Primeras opiniones sobre Holland America: El checking online en el Noordam

Para todos aquellos que estáis acostumbrados a volar, hablaros del proceso de checking será algo bastante familiar para vosotros. El checking tradicionalmente lo hacíamos en las propias ventanillas de las aerolíneas, donde presentábamos nuestros documentos de identificación (pasaportes, dni, etc...) y donde confirmamos las maletas que embarcaremos, tanto en equipaje como en cabina, como equipaje de mano así como cualquier otra cuestión que pudiéramos tener que declarar.

El checking previo lo han impuesto muchas aerolíneas, algunas veces para agilizar el proceso de embarque y "recompensar" a aquellos pasajeros más aplicados y que han hecho los deberes en casa. Otras veces, como el caso de Ryan Air, por mencionar algunos de los más sangrantes, para tratar de "recaudar" algunos euros extras de aquellos pasajeros despistados penalizando en lugar de recompensando el que no se haga el checking antes de llegar al aeropuerto. He tenido malas experiencias con Ryan Air, muy malas de hecho... algún día contaré lo que nos pasó en Irlanda... de momento vamos a disfrutar del Noordam, de su proceso de checking, y de todo lo que nos espera a bordo, que seguro que no es poco :-).

Y, como os acabo de adelantar, las navieras también realizan un proceso muy similar antes o durante el proceso de embarque. La finalidad es recopilar todos los datos de los pasajeros, embarcar las maletas y preparar y entregar las tarjetas de a bordo (tarjetas que servirán como identificador, llaves de vuestros camarotes e incluso como tarjeta de crédito necesarias para movernos a bordo).

En los últimos dos años este es el cuarto checking que hacemos, a saber: el NCL Gem en Venecia, el Crystal Serenity en Roma, el Adventure of the Seas en Malaga y ahora el Noordam de nuevo desde Roma. Los mejores de momento han sido el Crystal Serenity, donde el proceso de checking fué sencillamente sublime, sin colas, sin esperas y con toda la documentación prácticamente lista, y el adventure of the Seas, donde a pesar de que había bastante gente embarcando ya a primera hora de la mañana, el proceso fué muy rápido y para nada pesado. En a penas 20 o 30 minutos estábamos embarcados con nuestras maletas, 30 minutos que se hicieron muy amenos gracias a el típico coktail que sirve Royal Caribbean en el proceso de embarque. Quizá el punto negativo lo pongamos en NCL, donde en parte debido a la propia terminal de Venecia el proceso de embarque fué lento, bastante caótica y fuera de todo control por parte de la gente de NCL y en el que por ende no trataron de "amenizar" el mal rato como parece que intentan el resto de navieras.

Siguiendo con el embarque, cuando debe hacerse el proceso de checking? Lo ideal es hacerlo lo antes posible, si ya tienes la confirmación de tu camarote y/o asignado tu número de viaje seguramente ya tengas una dirección web desde donde la naviera te aconseja que efectúes el checking... mi consejo, mejor ayer que mañana.

A nosotros nos falta aún unas 4 semanas para embarcarnos en el Noordam, pero justamente he querido aprovechar el domingo para quitarme toda la documentación de en medio. Ventajas? Teóricamente, y os contaremos que tal funciona Holland America, una vez hecho el checking online simplemente nos quedará presentar la documentación en las ventanillas habilitadas para el embarque y básicamente lo tendremos todo hecho.

Que nos faltará al llegar a la terminal? Pues básicamente confirmar nuestra cuenta de gastos (cómo vamos a pagar), embarcar las maletas y recoger nuestra tarjeta de a bordo. A partir de aquí, a disfrutar y conocer el barco.

Lo que me ha gustado del proceso de Holland America son dos cosas principales. Por un lado podemos pagar en efectivo sin ningún problema. Habitualmente puedes hacerlo sin problemas, pero en algunas navieras tendrás que explicar, si es tu caso, que no quieres pagar con tarjeta sino que quieres pagar en efectivo, en una especia de "prepago". Holland America funciona precisamente con esta forma de prepago, ya sea con tarjeta o con efectivo (esto último contemplado en el propio proceso de cheking online). En principio se presupone una cantidad de 60$ por persona y día que debe ser abonada antes de embarcar, o bien cargada a nuestra tarjeta. Una vez acabado el crucero la cantidad no gastada obviamente se reembolsa al pasajero.

Lo segundo que nos ha gustado en el caso de Holland America es la posibilidad e imprimir, no sólo la documentación y contratos que necesitaremos a bordo, sino incluso las tarjetas de identificación de nuestro equipaje. Es algo que el resto de navieras no te proporcionan hasta que no llegas a la terminal de embarque, lo que me hace pensar que el proceso de embarque va a ser bastante ágil.

A destacar también el hecho de que la naviera se interese por el día y hora de nuestros vuelos, tanto de llegada como de partida. Me hace recordar lo que el año pasado nos ocurría unos días antes de embarcar en el NCL Gem, cuando el volcán islandés escupía millones de toneladas de cenizas a los cielos europeos y nos hacía ponernos nerviosos a todos aquellos que teníamos que volar para llegar hasta nuestras terminales de embarque. Recuerdo que Holland America anunciaba que uno de sus cruceros, el que embarcaba en Roma, pasaría una noche extra en el puerto de Civitavecchia (el puerto natural de Roma) en espera de aquellos pasajeros que se encontraban sumidos en el caos aéreo que se vivió aquellos días.

Dice mucho de la naviera el que se preocupe por sus pasajeros. A nadie se le pasaría por la cabeza que una naviera se lavara las manos en casos de fuerza mayor como éste... y sin embargo esa fué la sensación que vivieron muchos pasajeros... eso si, los que habían reservado cruceros y vuelos de forma independiente. Moraleja, reserva tus vuelos y cruceros con la misma empresa, y asegúrate que si estalla un volcán en alguna parte del mundo tu viaje va a estar cubierto por el seguro.

Por todo ello, de momento un 10 para el trato dispensado y la preocupación de Holland America por sus pasajeros y un notable muy alto por el proceso de checking online que acabamos de completar. Rápido, para nada pesado y muy completo pudiendo incluso reservar cenas a bordo, excursiones y otro tipo de "amenidades" como sesiones de spa, masajes, etc...

Ya estamos deseando embarcar :-).